sábado, 13 de febrero de 2016

Noticias de la Sierra olvidada


La Sierra Olvidada. Serranía de El Cardoso. Bocígano, Cabida, Colmenar, Corralejo, Peñalba y El Cardoso, s. l. [Ed. Asociación Serranía de El Cardoso, 2015], s. p. [pero 284 pp.].

La Sierra Olvidada es el título “triste” del libro que comentamos. Y decimos “triste” (y a la vez alegre) porque en él se recogen números trabajos publicados en los diecisiete números del Boletín “Sierra de El Cardoso” [1 (Agosto-2009) a 17 (Junio-2015)] que recientemente ha dejado de publicarse, no por falta de medios económicos, sino por falta de diálogo a nivel político, con lo que una Asociación más -de las pocas que van quedando en la provincia de Guadalajara-, ve disminuida su capacidad de actuación en los pueblos de la Serranía de El Cardoso (Bocígano, Cabida, Colmenar, Corralejo, Peñalba y el Cardoso), tan cercana en el mapa, pero tan alejada de la capital provincial, puesto que para llegar a ellos, todavía en el siglo XXI, hay que salir de Guadalajara y entrar en Madrid, por la carretera de Montejo, como si de un “enclave” medieval se tratase.
La Sierra Olvidada es, además, el título del poema que sirve de pórtico al libro y que trasladamos por su sencillez:
“Entre Madrid y Segovia / confín de Guadalajara, / Serranía de El Cardoso… / la eterna Sierra Olvidada. 
Bocígano cual halcón / oteando en su atalaya, / la villa de Colmenar / a la orilla del Jarama / y al borde del Jaramilla, / Corralejo haciendo guardia. 
Junto a la Peña del Chorro / yace acostada Peñalba / y a la espalda de la loma… / Cabida y la señora Hilaria.
Cardoso llora en silencio / otros tiempos y otras gentes, / épocas de trashumancia / que se fueron para siempre / y dejaron nuestros pueblos; / sin futuro, ni presente.
La eterna “Sierra Olvidada”, / que en su memoria equipara / vergüenza y Guadalajara.
La sierra que no perdona / que seamos cual los parias: / castellanos en Madrid… / madrileños en la Mancha.”

Y es que el aislamiento de este Sierra -el vértice donde confluyen las provincias de Guadalajara, Madrid y Segovia, rodeado de montañas que superan los dos mil metros y de barrancos angostos y escarpados- ha sido siempre un condicionante para el desarrollo de la zona cuya incomunicación ha sido puesta de manifiesto en tantas ocasiones, sin que, al parecer, las instituciones encargadas de subsanar tal estado de olvido -Diputación y Junta de Comunidades- hayan atendido las correspondientes peticiones, como se pone de manifiesto en el prólogo del libro, escrito por Carmen Corroto y Rosa Martín, y aunque para ello se procedió a la elaboración de un estudio socio-económico: el “Plan para la Recuperación y el Desarrollo de la Sierra de El Cardoso” o simplemente “Plan de Recuperación 2009-2010” [26 pp.], -que también se incluye en el presente volumen- y del que se hizo llegar un ejemplar a todos y cada uno de los diputados de Guadalajara y de Castilla-La Mancha.

Dicho Plan consta de una Introducción (Punto de partida, Dualidad provincial, Guadalajara profunda y Paso a paso) y cuatro apartados o capítulos:

1.- La provincia de Guadalajara en el contexto castellano-manchego (Rasgos básicos, Evolución y tasas de variación de la población, Concentración, Efecto frontera y Conclusiones).
2.- Sierra de El Cardoso: La Sierra Olvidada (Ubicación geográfica, Accesos desde Madrid y Guadalajara, Patrimonio natural, “La insularidad” en Castilla-La Mancha, Sierra Norte: Evolución e involución, Pueblos en peligro de desaparición, Realidad económica (Desarrollo & retroceso, La hostelería en la Sierra Norte), Progreso y grupos de Desarrollo Local (Adel Sierra Norte 1994-2008, Grupos de Desarrollo Local: 2009-2013) y Conclusiones).
3.- Razones para un cambio y fuentes de financiación (Razones de peso, Razones jurídicas, Financiación (Fuentes de financiación, Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural en Castilla-La Mancha (2008-2013).
4.- Medidas para un cambio de tendencia (Comunicaciones (Carreteras, Telecomunicaciones, Transporte público, Plan de Montes, Empleados municipales, Médico residente, Viviendas sociales, Colegio público, Recuperación del patrimonio, Vivienda tutelada, Inversión privada, Centro logístico de interpretación de la naturaleza y Manifiesto).

Aspectos todos que se van desgranando en las páginas siguientes, por quienes suscribieron el citado Plan, mediante el que se pretende la recuperación de tantos años perdidos con el fin de que los pueblos afectados puedan asegurar su supervivencia y rendir tributo y homenaje a sus antepasados (Manifiesto).

Las cifras y datos que contiene son demoledores y muchos también los agravios comparativos.

Por lo demás, junto a una amplia colección de fotografías, las más de ellas antiguas y de gran interés, puesto que se han convertido en documentos gráficos impagables, se ofrece al lector una “Historia” [8 pp.], breve, de cada uno de los pueblos, que da paso a la colección de los diecisiete números de la revista o boletín de la Asociación de El Cardoso a la que hemos hecho mención anteriormente.

Diecisiete números en los que se va dando cuenta al lector de los datos y noticias que afectan a la zona, una parte primera generalmente destinada a las intervenciones de carácter social -Desarrollo Local- que se han llevado a cabo o son necesarias (presupuestos, planes de carreteras, educación, sanidad, planteamiento urbanístico, etc.), “Fotos para el recuerdo”, de diversos años, e “Historias de nuestra Historia” (leyendas, cuentos, romances, poesía popular…).

Finaliza el libro con un “Epílogo”, escrito por Bienvenido Martín Bernal [4 pp.], en el que a modo de colofón se dan noticias del momento en que se fundó la Asociación y la posterior edición de una Gaceta que fuese su portavoz, en la que tuviera cabida todo tipo de temas, abierta a todos cuantos quisieran colaborar; por una parte para informar acerca de los temas locales y “crear una conciencia crítica con el poder político, no solo provincial y autonómico sino también municipal” y por otra, para dar a conocer y “recopilar la cultura popular y evitar que la memoria de nuestros ancestros se desvaneciese”.
Pero, sobre todo, para servir como cauce de entendimiento con el fin de acercar posturas. Su éxito fue sorprendente (sierradelcardoso@igest.com).

Indudablemente un libro reivindicativo, de cortísima tirada, que “mañana” será imprescindible para realizar una Historia de los pueblos serranos de El Cardoso, porque viene a ser en sí mismo un almacén de datos de todo tipo, pasados y actuales.


José Ramón López de los Mozos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión sobre este libro nos interesa. Escríbela aquí.