martes, 1 de septiembre de 2009

Memorias entrañables de La Fuensaviñán




Los legados de La Fuensaviñán



Otro pueblo de la Alcarria que se viste de libro y cobra vida nueva, e independiente, y para siempre. Es La Fuensaviñán, en las mesetas altas que forman el borde sur del antiguo Ducado de Medinaceli. Un lugar que paisajísticamente dice poco, pero que como todos ofrece su historia, su patrimonio, sus costumbres y sus recuerdos. Diferentes y exclusivos.
El autor de la obra, magnífica en acopio de datos, y en el rigor de los mismos, es el joven investigador Ricardo L. Barbas Nieto-Laina, y el editor del libro la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que ha abrigado el proyecto bajo el amplio capítulo de subvenciones a la edición de libros de fotografías antiguas conocido como “Los legados de la tierra”.
Con ese motivo principal, la publicación de fotografías recogidas de viejos baúles y de carpetas desteñidas, para con ellas conjurar el pasado y hacerlo vivo y tembloroso, el autor ha aprovechado a hacer una recopilación de datos acerca del pueblo, pero con tanto entusiasmo, propio de la juventud preparada y animosa, que le ha salido una primera parte que es talmente una historia de La Fuensaviñán, entera y verdadera. Con esa estructura antes dicha y que copiamos del Indice: además de una historia de la fotografía en la provincia de Guadalajara, le siguen los capítulos dedicados a la Geografía, la Toponimia, la Historia, los Monumentos, la Tradición y una final y completa Bibliografía. Todo ello ilustrado con profusión, con elementos del patrimonio y de las fiestas.
No queremos dejar de destacar algunos datos de verdadero relieve que se dan a conocer por primera vez en este libro. Por ejemplo: la existencia de una “villa romana” excavada en la inmediación del pueblo, con hallazgos de columnas, capiteles y estatuas, así como unas fuentes de origen romano, en torno a las cuales el Ayuntamiento de La Fuensaviñán ha construido un parque y merendero. Datos sobre la escultura funeraria, apenas conocida, del licenciado Alonso de la Fuente, obra renacentista no mala que se guarda bajo arcosolio en una capilla lateral del templo. Datos de las casas típicas de la villa, con descripción muy bien hecha de estructuras y distribuciones. Aporta datos de olmedas desaparecidas, y letras completas de las rondas populares.
Un libro, en fin, que además del acopio de fotografías, tiernas todas, y revitalizadoras de tantos pasados recuerdos, constituye realmente una “Historia de La Fuensaviñán” de calidad y seriedad aseguradas. Con alegría la saludamos, aunque lamentamos que, como siempre pasa en las ediciones de libros institucionales (en este caso la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha) la posibilidad de adquirir este libro por parte de los bibliógrafos y coleccionistas va a ser difícil. No se distribuyen por librerías.

1 comentario:

  1. Pues es una lástima que el libro no se pueda conseguir de forma fácil, porque sin duda será de mucho interés para algunos coleccionistas o para quienes simplemente deseen tener un conocimiento más exhaustivo sobre esta zona de la Alcarria, lugar que no conozco todavía y que me gustaría visitar. Gracias por la recomendación. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión sobre este libro nos interesa. Escríbela aquí.